Estereotipos sobre el diseño de sitios web que no siempre son ciertos

Las tecnologías son cada vez más avanzadas y las empresas viven de las tecnologías. Muchos clientes que no están familiarizados con las tecnologías de diseño web pero que han escuchado mucho sobre los sitios web y sus tecnologías solían crecer. Debido a las cosas que escuchan, recopilan conocimientos sobre diseño web, hacen percepciones o estereotipos que no son del todo cierto. Es un hecho que personas que no pertenecen a ninguna comunidad han hecho estereotipos basados ​​en hechos que son irrelevantes y la mayoría son falsos. Aunque no mucho de lo que vieron o escucharon puede ser correcto en ese momento bajo ciertas condiciones específicas.

A continuación, enumeramos algunos de los estereotipos más comunes con los que se encuentran nuestros clientes y las personas que nos rodean:

• Un diseñador de sitios web es un programador – Estos son los estereotipos más comunes de personas en nuestro entorno que consideran que el diseñador web es un buen programador. Muchos estudiantes también están confundidos porque pensaron que ser diseñador web o desarrollador necesitaba ser un buen programador, lo cual no es cierto. Aquí quiero aclarar que, un diseñador de sitios web tiene conocimientos básicos de programación para poder usar la base de datos en el backend.

• Caro = Bueno – Généralement, les perceptions concernant le concepteur de sites Web sont que si le coût du service est cher, le travail serait bon et plus qualifié ou coûterait moins cher que ce n’est pas bon ou pas qualifié, mais ce n’est pas complètement real. Un desarrollador web talentoso y capacitado puede cobrar poco pero producir un trabajo excepcional. Aquí, la predicción de un trabajo de calidad depende de la puntuación cobrada por el desarrollador web, lo que significa que el cliente piensa que cuanto más pagas, mejor trabajo obtenemos. Pero recuerde que ni lo caro es bueno ni lo más barato es menos calificado, así que elija sabiamente basándose en su experiencia laboral previa.

• Falta de habilidades sociales – El caso es que los diseñadores web se involucran mucho más profundamente en el trabajo para que no tengan tiempo para cuidar su apariencia y hablar con los demás. Debido al trabajo, les gustaba vivir solos y esto los llevaría a una personalidad introvertida y su apariencia decepcionaría a otros que usan jeans, camisetas, cabello desordenado y lentes. Sin embargo, vivimos en un mundo donde su apariencia dice mucho a los demás, los diseñadores web deben tener cuidado con su imagen.

• Los diseñadores masculinos son mejores – Las diseñadoras web femeninas no se consideran tan buenas como los diseñadores web masculinos. Los conceptos detrás de esto son que siempre tienden a mantenerse alejados de las máquinas y también pensamos que las mujeres no son capaces de comprender las tecnologías tan rápido como los hombres. Pero, con el tiempo, las diseñadoras web también están dejando su huella en la industria como una de las mejores diseñadoras web, pero aún quedan pocas. Personalmente, apenas veía a una mujer en la industria del diseño web cuando trabajaba en tres empresas diferentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba